Ir a contenido


Foto

NBA Draft 2017


  • Please log in to reply
78 replies to this topic

#1 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 17 May 2017 - 18:46

*
MENSAJE POPULAR!

Con el orden de elección definido por la lotería de anoche, voy abriendo el topic para dar una primera visión de lo que puede depararnos el draft dentro de 5 semanas y trazar los perfiles de los principales proyectos de este año. 
 
Como de costumbre -y más al quedar tanto tiempo-, hay una pequeña parte de predicción conforme a la información que tenemos, pero sobre todo se trata de ver qué tendría sentido para cada equipo según su situación actual, visto desde fuera (concretamente desde mi posición particular :p).
 
Arrancamos con las cinco primeras elecciones, y aprovecho para extenderme un poco más con Fultz y Ball y así responder a las cuestiones que han surgido esta mañana en el hilo de la NBA (siento el retraso, se me ha alargado un poco :D):
 
1. Boston Celtics – Markelle Fultz (PG)
 
A día de hoy sería una sorpresa mayúscula que Fultz no saliera elegido con el nº 1 del draft, tanto si los Celtics deciden quedarse el pick como si terminan traspasándolo. El de Fultz es uno de esos casos en los que no ser capaz de clasificarse para la March Madness acaba siendo una bendición para las perspectivas de elección del jugador, en lugar de un golpe a sus opciones. 
 
Y es que la memoria de cara al draft es caprichosa, de él ha quedado su facilidad para moverse por la cancha con el balón y su talento innato para anotar, y no el fracaso de Washington durante la temporada regular en una conferencia importante pero no la más dura del país (sí tuvo a 3 equipos muy potentes en Oregon, UCLA y Arizona), mientras que de sus rivales quedan los recuerdos más recientes en la lucha por el campeonato nacional, en partidos con mucha más presión y exigencia, de modo que no se valora tanto el hecho de que disputaran ese torneo como el sabor que quedara de ellos al final.
 
Así, las dudas acumuladas entorno a Lonzo Ball en su despedida en el mes de marzo (pobre actuación en el partido eliminatorio contra Kentucky frente a otro base prominente como Fox, declaraciones bocazas de su padre antes y después de los partidos), y en menor medida alrededor de Josh Jackson (también con una salida del torneo mucho menos que brillante y preocupaciones extradeportivas), ambos en partidos que incidieron en las principales cuestiones sobre sus respectivos juegos, han permitido que Fultz amplíe sus diferencias como principal candidato a la primera elección de forma prácticamente definitiva. 
 
Pero, claro, no sólo de los deméritos de los rivales vive un candidato a nº 1 del draft, y Fultz tiene argumentos de muchísimo peso para alzarse con ese puesto por méritos propios, especialmente en un año que ha terminado de coronar al jugador con el que más se le está comparando en los últimos meses: James Harden. 
 
Aunque ambos tienen físicos muy diferentes, con Harden siendo un jugador más alto y mucho más corpulento, con cuerpo de escolta tirando a pesado, el de los Huskies y el líder de los Rockets comparten varias claves, siendo la más importante la forma en la que son capaces de crear juego para sí mismos y para los demás. Son jugadores sin mucha explosividad, pero que se sobreponen a ello con un juego hipnótico, a menudo casi a cámara lenta, con una capacidad para el bote con cambio de ritmo, la finta o los hesitation dribbles y step-backs marca de la casa que les permite deshacerse de rivales y crearse espacios para anotar con suma facilidad, dominando el pick-and-roll a las mil maravillas. Y aquí encontramos nuevas coincidencias entre ellos, ya que tanto el uno como el otro son más anotadores que tiradores puros, y ambos pueden utilizar la atención que generan en cualquier punto de la cancha para asistir con facilidad a sus compañeros, con un buen entendimiento del juego pero sin necesidad de tener una visión prodigiosa. 
 
Del mismo modo, esa forma de jugar fácil y que puede resultar desapasionada, es la que genera las principales dudas y críticas sobre ambos. Si bien Harden era conocido por ser un buen defensor y un anotador muy capaz en Arizona State, los scouts y analistas no se ponían de acuerdo en su potencial en ataque, ya que echaban en falta ese juego agresivo que tanto gusta en EEUU, por lo que muchos pensaban que su rol sería más el de un tercer anotador como vimos en sus primeras temporadas en los Thunder. Eso ha cambiado con los años, su capacidad y voracidad anotadoras han quedado más que demostradas y ahora las críticas van dirigidas principalmente a la defensa, donde ese desapasionamiento ha terminado por convertirse en desidia buena parte del tiempo. Y ese es precisamente el punto flaco de Fultz, y lo que puede marcar el que se convierta o no en un verdadero jugador franquicia e incluso una gran estrella. No basta con leer el juego lo suficientemente bien como para poder romper las líneas de pase aquí o allá. No basta con convertirte en el nuevo rey del chase-down block (un aspecto que hasta él mismo se encarga ya de destacar entre sus virtudes. No su defensa general, no, su capacidad para poner tapones llegando desde atrás, que es lo que le mola). Hay que ser capaz de generar un impacto defensivo constante y no convertirte en un auténtico pilón cuando las cosas no te van bien o no te apetece estar en el partido. Y eso es lo que se le ha visto de forma consistente este año, siendo una de las causas de la mala temporada de los Huskies (equipo por otra parte acostumbrado a sacar buenos proyectos sin conseguir buenos resultados, ya se vea como mérito o demérito de su entrenador Lorenzo Romar). Finalmente, junto a la pasividad defensiva, está el ver si será capaz de mantenerse conectado en ataque cuando las cosas no funcionen para el equipo, e igualmente importante, si será capaz de involucrar más a sus compañeros en lugar de optar por la vía fácil y jugarse tiros de todos los colores cuando le apetezca, sin importar la dificultad de los mismos o el que haya mejores opciones a través del pase. Porque por mucho que tu estilo recuerde al de Harden, y aunque a priori seas más base que él (aunque es difícil decirlo precisamente este año), también hay que ser igual de inteligente en la pista (¿Verdad, D'Angelo?).
 
Dicho esto, ¿le seleccionarían los Celtics con el número 1 aunque fuera para quedárselo? Pues muy probablemente. Boston va a tener que afrontar la renovación de Isaiah Thomas el verano que viene, se van a tener que ir a unos 175 ó 180 millones de dólares por un jugador casi incontenible en ataque, pero que es quizá el peor base de la liga en defensa y, que le ha dado muchísimas victorias pero también le ha costado más de una derrota a un equipo que querría hacer de la defensa su punto más fuerte. Por raro que sea hablar de estas cosas cuando un jugador viene de tener las actuaciones ofensivas que nos ha dejado IT esta temporada, en Boston son conscientes de que aún tienen que dar un paso más en su crecimiento como equipo, y aunque sus principales necesidades sean un escolta o alero que marque diferencias en ambos lados de la cancha (Butler o George son más factibles que nunca) y un refuerzo importante para el juego interior, el contar con Fultz les abriría una nueva vía para reforzarse en el futuro cercano manteniendo un base de gran potencial con un contrato minúsculo los próximos 4 años. Y ya sabemos cómo le gusta a Danny Ainge tener sus opciones abiertas, sobre todo si no consigue cerrar un traspaso importante antes del draft.
 
 
2. Los Angeles Lakers – Lonzo Ball (PG)
 
En Los Angeles están encantados con el resultado de la lotería, como no podía ser de otra manera viendo las perspectivas que volvían a tener de perder el pick (al que se hubiera sumado el de 2019, que ahora podrán mantenerlo) y la buena hornada que llegaba al draft de este año (si bien para el próximo han perdido definitivamente la elección en favor de los Sixers, ya sin protección alguna), pero ahora les queda lo más difícil: decidir qué hacer con él. 
 
Los Lakers quieren ganar, y hacerlo ya, puesto que además de no tener su pick en 2018 (ya no sirve lo de tankear descaradamente) miran al verano que viene como la opción de conseguir finalmente a un agente libre de primer nivel, con gente como Paul George, Isaiah Thomas o Russell Westbrook (algo más difícil, en mi opinión) pudiendo no renovar con sus equipos y teniendo una relación reconocida con la ciudad y/o el equipo angelino. Junto a ellos, el nombre más factible entre las grandes estrellas que no renueven podría ser el de Cousins, según le vaya el próximo año en Nueva Orleans. Para conseguir a cualquier de ellos los de Luke Walton tendrán que demostrar más de lo que se ha visto este año, necesitan empezar a consolidarse como equipo, acertar con los refuerzos de este verano (no más contratazos a lo Luol Deng y Mozgov) y que alguno de sus jóvenes destaque de verdad. 
 
Otra opción que podríamos llegar a ver, y que podría verse influenciada por lo que pase con el pick de Boston, es que LAL proponga un traspaso a Indiana, intentando asegurarse a George antes de que pise la agencia libre y aprovechando que tienen una pieza que puede ser muy valiosa para meter en el traspaso. Veremos si el dúo Magic-Pelinka es lo bastante atrevido para buscarlo con determinación (yo lo haría) y si George está lo bastante a disgusto con los resultados en Indiana como para aceptar ya el comprometerse con los Lakers actuales, que buscarían una garantía verbal de que extendería su contrato con ellos. De momento la marcha de Bird en Indiana (rechazaba firmemente soltar a George) puede haber abierto un poco más la puerta a ese tipo de traspaso.
 
Sea como fuere, falta mucho para saber si ese pick se va a mover o se va a quedar donde está, así que vamos a suponer que eligen los Lakers, lo que nos llevaría a una nueva gran decisión por su parte: ¿Nos atrevemos con Ball? Con Lavar Ball, digo. 
 
El hecho es que parte del lustre que ha ido perdiendo Lonzo en los últimos dos meses se lo ha quitado su padre a base de ensombrecer su persona y mantener las riñas y los titulares altisonantes. Lavar Ball no ha dejado de crecerse según ha pasado el año, se ha estado metiendo en un fregado tras otro (desde la destitución del entrenador de Chino Hills al lanzamiento de primeras zapatillas exclusivas de Lonzo -a 495$ el par- por parte de la marca que el mismo Lavar creó para promocionar a sus hijos), y su presencia en los medios supera con creces a la del propio jugador. Quien se decida por Lonzo, especialmente si es un equipo con tirón, sabe que con él trae a Lavar, y quién sabe qué tipo de locuras y exigencias que puedan llegar en el futuro (y recordemos, Lonzo es el primero de 3 hermanos…). Por desgracia se ha convertido en algo indivisible y que puede llegar a marcar la carrera de este chico.
 
Por supuesto todo esto importaría mucho menos si Ball hubiera despejado todo tipo de cuestiones sobre su juego a lo largo del Gran Baile en el mes de marzo, pero no fue así. La derrota contra los Wildcats hizo mucho daño y cargó de argumentos a quienes no confían en él como futura estrella. Los casi 40 puntos de un anotador mediocre como De’Aaron Fox y los apenas 10 de Lonzo, y la forma en la que jugaron uno y otro -Fox siempre agresivo y atacando la pintura, Ball más pasivo y no penetrando casi nunca- resaltaron de forma muy pronunciada las diferencias entre ambos y las principales incógnitas que acompañan al ex de los Bruins. Sabemos que es cerebral y no le cambia la cara en ningún momento del partido, ¿pero tiene la voluntad y -aún más- la capacidad para dominar en ataque cuando sea necesario, en lugar de ser sólo uno más? Sabemos que tiene recursos para corregir en el aire y es capaz de finalizar bien en el aro, ¿pero se atreverá a penetrar en la NBA cuando no lo ha hecho en el college para poner presión sobre la defensa rival? Sabemos que su visión de juego es de lo mejor que haya salido de una universidad americana en al menos una década, ¿pero podrá dirigir un ataque más lento y frente a una defensa más física y cerrada, en lugar de ser sólo un grandísimo pasador que dependerá de los espacios y de un equipo que o bien juegue rápido o bien mueva mucho el balón como en UCLA? Y en el otro lado de la cancha, sabemos que es capaz de concentrarse y trabajar en defensa, utilizando su envergadura para dificultar el juego del base rival, ¿pero podrá contener a la cantidad de bases rápidos y/o explosivos que hay en la NBA, cuando a él le falta algo de velocidad y no es el mejor atleta?
 
A su vez todas estas dudas, así como las que hay entorno a su tiro (mecánica lenta y heterodoxa desde fuera, acompañada de poco acierto en el tiro libre), hubieran sido menos si él hubiera dado un paso al frente en sus intervenciones y se hubiera mostrado como el individuo maduro y con cabeza que se esperaba de él. Dejando a hablar a su padre, pero sabiendo desmarcarse las veces que hiciera falta. Pero en lugar de eso él calla, queda en segundo plano, y no se acaba de saber si simplemente no quiere dejar en evidencia a Lavar o si en verdad le falta algo de brillantez y carácter. 
 
Siendo un tipo de jugador que me gusta, un tío de equipo, con calidad y que no anda poniendo caritas ni haciéndose notar con posturas y gritos (recuerdos a Towns, que tras intimar con KG va por el mal camino), quiero creer que una vez llegado a la liga será capaz de sacar sus armas y que parte de la buena cabeza que tiene para el juego la tendrá también fuera de la cancha para revertir la situación poco a poco. Y pienso que un jugador que es capaz de pasar así el balón y de meter bombas desde 9 metros, sea con la mecánica que sea, puede triunfar en la liga. Creo que no hace falta meter 20 puntos por partido para ser un base de primera, que con tiempo y alguien que le ponga buenos bloqueos (algo infravaloradísimo y que marca diferencias) llegará a hacer un buen papel en el pick and roll que es el pan nuestro de cada día en la NBA, y que con sus casi 2 metros tiene que ser capaz de generar más oportunidades en el aro, tanto con balón como sin él. Pero entiendo perfectamente las dudas, no hay garantías dadas las circunstancias, y sólo espero que todo ese potencial no quede hundido bajo el peso de su padre, que realmente ha acabado por convertirse en algo preocupante ya que le ha generado muchísimos críticos y puede acabar afectándole fuera y dentro de la cancha. 
 
La suerte para los Lakers y otros equipos es que ellos contarán con entrevistas individuales en las que quizá puedan despejar algunas de esas cuestiones. A ver qué tal lo hace en esa primera prueba.
 
 
3. Philadelphia 76ers – Josh Jackson (SF)
 
Si las dos primeras elecciones son Fultz y Ball, los Sixers se encontrarán también teniendo que elegir entre dos vías: escoger un base natural o fortalecer las alas. La lesión de Ben Simmons no sólo les supuso un problema evidente esta temporada, sino que les complica la elección para el próximo draft. Colangelo ha insistido en que Simmons jugará de base, bien porque quiere reinventar la rueda o bien porque no encuentra una forma mejor de arreglar el batiburrillo de piezas que tiene en su frontcourt, incluso tras el traspaso de Noel (me decanto por esto último, no veo a Simmons como base, y si llegan a hacerlo será más una huida hacia delante que una decisión puramente lógica). Sin embargo, al no haber podido verle en acción este año, no tienen modo de intuir cómo va a salir la cosa.
 
Actualmente en las alas tienen ciertas opciones, con Covington (agente libre en 2018, se llevará un merecido contratazo como uno de los 3-D más interesantes de la liga, después de haber ganado cuatro duros estos años), Luwawu-Cabarrot y Justin Anderson, y queda por ver si renuevan a Stauskas (que en ocasiones parece sacar la cabeza como un jugador de rotación capaz, pero con la misma facilidad se disuelve cual azucarillo). Siguen teniendo carencias evidentes, pero al menos cuentan con algo en la rotación. En el puesto de base, sin embargo, están completamente pelados: McConnell no puede ser titular en esta liga, Sergio tampoco (y no sabemos si le renovarán) y Bayless por no ser no es ni es base a estas alturas. Así que toca decidirse, y hay dos opciones claras en función de lo que hagan con Simmons: Fox / Smith Jr. si van a por un base, o Jackson / Tatum si deciden que el australiano sea el director de juego (Malik Monk encajaría bien por ser escolta puro y por la falta de tiro de ese equipo, pero no ha dado el nivel necesario como para ser considerado un pick-3). 
 
En caso de irse a por un base, Dennis Smith Jr. sería la opción que más encajara por su tipo de juego (Fox sería muy redundante en ciertos aspectos, aunque eso nunca ha detenido a los Sixers…), pero de él hablaremos más tarde, y de momento vamos a quedarnos con la opción Jackson / Tatum.
 
De entre estos dos, Jackson es el que tiene un punto más de reconocimiento tras su gran año en Kansas como escudero de Frank Mason y hombre más activo en defensa, mientras que Tatum comenzó el año lesionado y a la sombra de gente como Kennard o Grayson Allen en ataque, y de Matt Jones en defensa. Además, siendo ambos aleros, Jackson podría desempeñarse mejor en la posición de escolta, mientras que Tatum está algo más fijo en el puesto de 3 y con opciones de jugar de 4 abierto como ha hecho a menudo en Duke.
 
Centrándonos ya en Jackson, hay que destacar que es un jugador versátil, que puede ayudar en muchas áreas del juego a su equipo sin necesidad de ser una primera o segunda opción. Es ante todo un jugador competitivo y muy activo, por lo que a nivel universitario ha destacado en el rebote en ambos lados de la pista, y ha tenido muy buenas actuaciones defensivas tanto en la ayuda como en el uno contra uno, si bien le falta cierto entendimiento del juego en defensa (nota común en los 3 principales aleros de este draft), lo que afecta a su consistencia, y no es un especialista acostumbrado a secar a su par. Pero sí tiene buenas armas por la facilidad para mover los pies y su disposición general, lo que le hace un proyecto interesante en esa parte de la cancha. Además su buena resistencia le ha ayudado a conseguir jugadas importantes al final de varios partidos, cuando a otros les fallan las fuerzas. De entrada, si es capaz de trasladar ese aspecto a la NBA, le será fácil ganarse a la afición del equipo que le elija.
 
En ataque de nuevo no se sale de la gráfica en un aspecto determinado, pero puede ofrecer distintas cosas. De entrada podemos hablar de su trabajo sin balón merced a esa naturaleza activa que le define, pero además tiene un buen manejo del balón, puede penetrar entre rivales aunque encuentre cierta oposición, es generoso a la hora de mover la pelota y es un buen asistente tanto a media cancha como lanzando el contraataque tras robo (si bien no siempre sabe medir las situaciones y tiende a perder muchos balones ya sea en estático o en transición). Y como guinda este año, pese a no ser un tirador exterior, ha sorprendido con bastante acierto desde la línea de triple. En el equipo adecuado y puliendo ciertas habilidades, podría ejercer puntualmente como point-forward.
 
¿Sus puntos a mejorar? Lo primero la cabeza (aquí todo el mundo dice que primero el tiro. Cuestión de prioridades). Jackson ha tenido más de un incidente esta temporada, no es un tipo habitualmente conflictivo en la cancha pero su temperamento no siempre ha sido el mejor, ha tenido algún roce y sobre todo un episodio feísimo en el que atacó el coche de una chica del equipo femenino (ex de un compañero suyo) y parece que amenazó con darle una paliza. Así que ante todo habrá que esperar que haya sido un error muy serio de un chaval de 19 años, pero que no vaya más allá.
 
Al margen de eso, la cabeza le tiene que servir también en la cancha para reducir las pérdidas, ha de seguir trabajando en sus habilidades sin balón ya que en la NBA va a encontrar muchas más dificultades que en el college, tiene que ganar algún kilo y mejorar ese entendimiento del juego para subir un escalón en defensa, y por encima de todo la gran incógnita: su tiro. Porque, sí, este año sus números desde fuera han sido razonablemente buenos, pero a nadie se le escapa que no tira bien, y su desastroso porcentaje desde la línea de tiros libres (sobre el 56%) pide a gritos que alguien se ponga con él al día siguiente de elegirlo. 
 
 
4. Phoenix Suns - Jayson Tatum (SF)
 
Los Suns tendrían aquí la opción de seleccionar a un base importante, pero ya optaron el año pasado por quedarse a Dragan Bender y tirar con Bledsoe, Knight y la posterior elección de Tyler Ulis. Ahora Knight está ya fuera de la ecuación pese a seguir en el equipo, pero de momento contaremos con que mantienen a Bledsoe respaldado por Ulis y que se van a por un SF titular que buena falta les hace, porque el papel de TJ Warren ha de ser el de anotador desde el banquillo.
 
Tatum es mi alero preferido en este draft, y un jugador que podría encajar perfectamente en ese equipo. La mayoría de la gente tiene por delante a Josh Jackson, algunos también a Jonathan Isaac (no tardaremos en llegar a él) y hay quien prefiere hasta a Miles Bridges, que finalmente decidió volver a la universidad para su segundo año (acertadamente, en mi opinión).  
 
Es de nuevo ese tipo de chaval con la cabeza en su sitio, articulado, y al que no le van las estridencias y ni le cambia la cara durante los partidos o frente a las cámaras. Va a hacer su trabajo y ayudar al equipo en aquello domina sin preocuparse de cómo está el marcador ni de quedar bien en la foto, y no le faltan argumentos para llegar a ser un alero fantástico en esta liga.
 
Un aspecto del juego en el que creo que se le infravalora es su potencial defensivo. Tatum ha recibido comparaciones con Carmelo desde su época de instituto (para mí poco precisas, pienso que la gente se queda mucho con un aspecto -el juego de media distancia- pero que van a ser dos jugadores bastante diferentes en su desarrollo), y eso hace que se hayan pasado por alto algunas de sus contribuciones defensivas. Es cierto que tiene mucho por aprender en ese campo, ha de mantener siempre la concentración y leer más el juego en lugar de depender de su rapidez y envergadura, pero su disposición y contribuciones en ese lado de la cancha son muy distintas a las que haya aportado nunca Carmelo. Es un jugador capaz de mostrar mucho compromiso en ese lado, de cubrir grandes distancias en la ayuda (ya sea para frenar al jugador que penetra, puntear a un tirador o taponar cerca del aro), contener a jugadores pequeños y altos, y ayudar razonablemente en la pintura (no en vano ha jugado mucho de 4 con los Blue Devils). Tiene la fluidez, la envergadura y un cuerpo que al contrario de otros aleros del draft se ve preparado para coger músculo desde ya. Si da con un buen entrenador que le ayude a mantenerse centrado y desentrañar las claves de la defensa, mejorando ese tiempo de reacción que es vital en la NBA, puede sorprender a más de uno en ese ámbito. 
 
En cuanto al ataque, siempre se ha hablado de su habilidad para postear y su tiro de media distancia (como decía, de ahí las comparaciones con Carmelo, que por otro lado siempre fue más egoísta de cara al aro), pero yo espero que vaya un paso más allá y sepa explotar el buen manejo que tiene para un jugador de su altura y constitución. Habrá que ver cómo lo traslada frente a defensores mucho más físicos, pero este año ha dejado grandes jugadas al poner el balón en el suelo y atacar el aro (no es un jugador súper explosivo, pero utiliza bien toda su longitud y puede finalizar con contacto), siendo muy productivo en jugadas de aclarado. Le falta afinar el tiro exterior, sobre todo tras bote ya que no siempre mantiene la vertical, pero en general tiene buena mecánica y es sólo cuestión de tiempo que gane efectividad, como demuestra ya desde la línea de tiros libres (alrededor del 85% si mal no recuerdo). Además, pese a ser un buen anotador no es un jugador nada egoísta, no detiene los ataques cuando el balón pasa por él, y será fácil meterle en casi cualquier sistema ofensivo (en transición por agilidad y capacidad para botar va sobrado, si bien con ese cuerpo podría trabajar en la explosividad y contundencia al finalizar).
 
 
5. Sacramento Kings – De’Aaron Fox (PG)
 
He estado tentado de poner aquí a Dennis Smith Jr. y dejar a Orlando con un dúo de Elfrid Paytons, pero voy a ser bueno y guiarme por lo que a día de hoy se podría esperar con los jugadores que hay disponibles (aunque hablamos de Sacramento) y, por qué no, por lo bien que podría encajar Fox junto a Buddy Hield.
 
Fox es un proyecto que -como Kentucky- ha ido de menos a más durante el año, y cuyo valor a ojos de prensa y aficionados subió como la espuma tras su exhibición frente a los Bruins de Lonzo Ball en la Sweet 16. Se trata de un base muy liviano y escurridizo por su rapidez, su explosividad en el primer paso, sus cambios de dirección (una de sus mejores armas), gran capacidad de salto y facilidad para alterar el cuerpo en sus acciones preferidas: las penetraciones a canasta. Ni de lejos tiene la potencia de Russell Westbrook (comparación de la que yo huiría, y que ganó tracción a raíz del partido antes mencionado), pero además del gusto por ser el centro de atención, comparte con él que pese a lo capaz que es de atacar el aro con sus innegables dotes físicas, tampoco es especialmente efectivo finalizando. Es un auténtico mandarinero que haría bien en rebajar un punto su agresividad de cara al aro y en aprender a jugar bajo control, dirigir un equipo y meterlas desde fuera, porque hoy por hoy a más de uno nos queda la sensación de que es un jugador al que se ha dado un bombo excesivo por actuaciones puntuales, sin tener en cuenta su temporada en global ni sus limitaciones particulares. De hecho, pese a haber sido nombrado como potencial pick 3 a lo largo de la March Madness, tampoco sorprendería que acabara cayendo hasta la 7ª u 8ª posición según se desarrolle la noche. Y es que, siendo objetivos, es difícil poner más alto a un base que no es cerebral, ni controla el ritmo de juego, ni es especialmente creativo con el balón, ni ha aprendido a involucrar a sus compañeros en el juego, ni reclama la atención del rival permitiendo abrir espacios a sus compañeros (al contrario, mientras no el tiro exterior, la gente le va a flotar descaradamente). 
 
Al margen de lo anterior, es un base que por su actitud y capacidades físicas va a ayudar al equipo en el rebote, y podría llegar a ser un buen defensor si aprendiera a jugar bajo control, sin buscar siempre el robo y sí contener a su par más a menudo. Tiene buenas manos y su envergadura le ayuda a desviar y cortar balones, tanto en las líneas de pase como en el uno contra uno, pero su juego descontrolado y su endeblez física (a pesar de medir 1.90 no alcanza los 77 kilos) le pueden pasar factura con el salto al mundo profesional. 
 
En definitiva, es un chico con una serie de virtudes que a la larga le pueden convertir en una buena pareja para un auténtico escolta tirador como Buddy Hield, pero la posición de base en la NBA es la que lleva más tiempo dominar, y estamos ante un jugador muy verde, muy poco pulido. Un Elfrid Payton (que en la recta final de este año ha empezado a destacar un poco más a título individual, aunque con poco efecto para su equipo) un punto más frenético y con el altavoz de Calipari y los Wildcats para darle bombo, pero hasta ahí, de momento.

Este tema ha sido editado por Sugarless: 01 June 2017 - 18:17

  • 7

#2 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 17 May 2017 - 18:48

6. Orlando – Dennis Smith Jr. (PG)
 
No se puede apostar sobre seguro con el dúo Hammond / Weltman estrenándose al frente de las operaciones de Orlando, pero la consigna, visto desde fuera, debería estar clara: mejorar el backcourt. Para ello hay varias opciones destacadas que podrían ser elegibles llegado su turno: 
 
- Fox, que en este mock draft ya no estaría disponible al ser seleccionado por los Kings.
 
- Smith, que sería el contrapunto a Elfrid Payton por tratarse de un base mucho más agresivo y con mentalidad eminentemente anotadora (algo que Orlando sí necesita claramente, gente capaz de buscar y anotar sus propios tiros).
 
- Monk, que encajaría bien como escolta tirador, pero no ofrece mucho más que eso hoy por hoy, y en ese aspecto los Magic ya tienen a exteriores poco versátiles como Fournier y Ross. 
 
- Ntilikina, que podría ser la sorpresa aquí y cuadraría con el gusto de la nueva dirección por los jugadores de gran envergadura y zancada larga, aunque puedan estar más verdes que la media.
 
En este caso me decantaría por Dennis Smith Jr., un jugador cuyo stock ha caído de forma significativa desde el mes de enero, cuando llegó a ser valorado entre los tres mejores proyectos del draft, y que si no hay sorpresas acabará moviéndose entre la 5ª y la 9ª elección. 
 
Aunque normalmente se le da una altura algo por encima del 1.90, lo cierto es que a DSJ se le ve un jugador más pequeño, lo que casa con ciertos tintes de complejo napoleónico que se pueden percibir en su juego. Y es que si bien como base moderno puede ser un tanto bajo, Smith es un jugador con un físico potente, excelente en cuanto a velocidad y explosividad, y con un tren superior notable, lo que unido a su mentalidad agresiva le ayuda a penetrar de forma constante sin importar la resistencia que pueda encontrar bajo el aro. 
 
Esa agresividad, a menudo mal medida, se traslada también a su selección de tiro desde larga y media distancia, donde es un jugador muy errático. Pese a estar lejos de ser un buen artillero, Smith no parece haber conocido un tiro que no le apeteciera jugarse, y ahí está una de sus mayores lacras de esta temporada y de las incógnitas que los GMs tendrán que despejar antes de seleccionarle: ¿Será capaz de convertirse en un jugador de equipo? Está claro que tiene cierta capacidad para pasar el balón, no en vano ha sido uno de los máximos asistentes de la competición con algo más de 6 pases de canasta por partido gracias a las oportunidades que ha sido capaz de crear en situaciones de drive-and-kick y pick-and-roll. El problema es que esa capacidad no se ha correspondido con una verdadera imagen de director de juego o líder de un equipo. Siendo el base y el mejor jugador con claridad de North Carolina State, sus motivaciones han sido más personales que de equipo, sus decisiones más dirigidas por sus estados de ánimo que por la razón y las necesidades del grupo, con el que en ocasiones ha tenido problemas. Y lo mismo puede decirse en el plano defensivo, donde por su fuerza física ha demostrado que puede poner en problemas al atacante en el uno contra uno, pero donde la desidia, la falta de entendimiento y las situaciones adversas han sacado su peor cara demasiado a menudo.
 
Mirando al futuro, idealmente su camino debería ser el de jugadores como Kemba Walker o Kyle Lowry, bases compactos, rápidos y potentes, capaces en defensa y que -aunque nunca serán grandes directores de juego- con los años han ido superando sus limitaciones a la hora de liderar el equipo en ataque, y han aprendido a identificar las situaciones en las que buscar sus propios tiros mientras pulían su habilidad para lanzar desde fuera. En este caso las entrevistas personales cobrarán de nuevo mucha importancia, y cualquier equipo interesado deberá valorar si Smith puede llegar a ser ese base moderno capaz de repartir juego, penetrar e incluso castigar a la defensa jugando sin balón desde la línea de triples, o si su carácter egoísta y malhumorado seguirá presente en el futuro y les dejarán a medio camino a él y al equipo, como ha ocurrido con los Wolfpack en esta mala temporada. 
 
 
7. Minnesota Timberwolves – Jonathan Isaac (SF/PF)
 
A falta de un traspaso por un alero consolidado, o de que Josh Jackson (imposible) o Jayson Tatum (improbable) cayeran hasta la séptima posición, Isaac sería mi elección ideal para los Timberwolves, y es tan clara que pocos pueden dudar de que sería una de las uniones con más sentido común de la lotería. Posicionalmente, Minnesota necesita ayuda de forma desesperada en los puestos de 3 y 4, y en cuanto las diferentes áreas del juego, los Timberwolves hacen aguas en defensa, a la hora de espaciar la pista, en el rebote, y en el juego ofensivo sin balón. Con algo de tiempo, Isaac les podría dar exactamente eso.
 
El ya ex de los Seminoles es un caso particular por las circunstancias de su crecimiento. Hace unos 3 años dio un estirón tardío y desde entonces ha ganado unos 20 centímetros, hasta situarse en torno a los 2.10. Esto contribuye a que a día de hoy sea un jugador menos pulido que el resto de grandes nombres de este draft, pero a su vez le ha convertido en una pieza muy versátil al unir sus nuevas dotes físicas con lo que queda de aquel jugador más pequeño, más acostumbrado a jugar por fuera y a manejar el balón que la mayoría de rivales de su altura. A raíz de ese crecimiento, Isaac peca de falta de peso y no es demasiado potente, pero se mueve realmente bien por toda la pista, pudiendo defender el perímetro, alterar y taponar tiros dentro, correr el contraataque, cortar a canasta para recibir o rebotear en ataque, e incluso pasar algún bloqueo ocasionalmente para liberarse y lanzar desde fuera. A esto añade ese manejo sólido para un jugador de su altura, lo que le ayuda a penetrar de vez en cuando, pero más a menudo su ataque con balón se limita a lanzar de tres o desde media distancia, como consecuencia de una mezcla de mentalidad poco agresiva, una muñeca interesante, y de esa falta de kilos que le complica el juego físico.
 
Hasta ahora Isaac ha jugado más de alero, su posición preferida por haberla desarrollado en el instituto y porque ha tenido la suerte de jugar en uno de los equipos más altos del país, de modo que no han tenido que tirar de él tan a menudo para el juego interior como hubiera ocurrido en la mayoría de plantillas. A priori, y dada su delgadez y la capacidad para defender fuera, podría seguir jugando de tres en la NBA, pero es de esperar que la corriente de small-ball y el hecho de que sean posiciones menos complejas en el juego actual acaben llevándole hacia el interior, primero como ala-pívot (cada día más valioso al poder defender en el exterior y el pick-and-roll) y quién sabe si algún día como cinco bajo determinadas circunstancias.
 
Para Isaac, el éxito en sus primeras temporadas pasará por desarrollar su físico, mejorar en ciertos conceptos defensivos para ponerse a la altura de sus capacidades atléticas, seguir trabajando en su eficacia como triplista, y ser más decisivo con el balón ya se trate de atacar con bote, pasar o tirar. En un ambiente adecuado y con minutos disponibles como tendría en Minnesota, podría llegar a tener un magnífico futuro sin preocuparse de ser una estrella.
 
 
8. New York Knicks – Frank Ntilikina (PG)
 
Los Knicks siguen siendo una franquicia desgraciada. Con una nueva temporada perdedora y un Phil Jackson que no deja contento a nadie (problemas de ego, insistencia en el triángulo pese a no tener los jugadores ni el entrenador adecuados, pésima gestión del affaire Melo y desacierto en la negociación por Ricky Rubio), los de Nueva York hicieron el más difícil todavía y tras colocarse entre los cinco peores equipos de la liga mientras intentaban competir por los playoffs, acabaron ganando varios partidos al final de temporada cuando ya no se jugaban nada, hasta “caer” a la 7ª plaza por abajo, empatados con Minnesota de cara a la lotería del draft. El orden se decidió lanzando una moneda, y aunque dada la naturaleza de ambos equipos lo más fácil era que cayera de canto, al final la suerte acompañó a los Timberwolves y dejó a los Knicks con una 8ª posición que puede ser la justa para que no les llegue ninguna de las opciones más interesantes, como ocurriera hace años con Stephen Curry (también entonces con una 8ª elección, como no podía ser de otra manera). 
 
La franquicia de la Gran Manzana se puede encontrar en una posición difícil si las piezas caen como hasta ahora, ya que se les escaparían los jugadores que a priori tienen más potencial de llegar a ser estrellas. Las opciones de más nombre serían un escolta como Monk y un ala-pívot como Markkanen, ambos por su capacidad anotadora, pero ante todo necesitan ayuda en el puesto de base y en el de alero, tanto si Carmelo se queda (parece poco probable a estas alturas) como si es traspasado a cambio de una bolsa de pipas y un par de libros de filosofía a gusto del Zen Master. De este modo, la vista de Phil Jackson podría posarse en gente como OG Anunoby (alero defensivo con un físico poderoso), Donovan Mitchell (un combo-guard bajito, aplicado en defensa y decidido de cara al aro), o Ntilikina. En este caso, y aunque Monk podría ser perfectamente el elegido por su caché, yo me decanto por el francés nacido en Bélgica (hola Tony Parker) que con 18 años ha ido ganando minutos a lo largo de la temporada en el Estrasburgo y que se ha consolidado como un más que probable pick de lotería. 
 
Ntilikina es un base de 1.95 que destaca especialmente en el plano defensivo, donde trabaja de forma constante y es capaz de contener a jugadores de varias posiciones en el perímetro por su facilidad para abarcar espacios con su gran envergadura, buen juego de pies y buen instinto. Es un jugador al que cuesta valorar bien por haber tenido un rol secundario y no haber disfrutado de minutos consistentes en ciertos momentos de la temporada, pero esa tenacidad defensiva le da al menos un buen argumento para poder ayudar desde el banco en su primer año. 
 
En ataque, Ntilikina es un base cuyas virtudes más destacadas son su orientación al juego de equipo y los chispazos que ha dejado en cuanto a visión para el pase en situaciones de media cancha. Bien por su propio carácter o por jugar desde tan pronto con profesionales, se trata de un chico aparentemente maduro en cuanto a cabeza, pero que está por refinar en los aspectos técnicos del juego ofensivo, donde tampoco se le ha pedido hasta ahora que sea protagonista. Es un jugador ágil, que se mueve bien con el balón, pero al que hoy por hoy le falta un punto de aceleración y explosividad para desequilibrar defensas, y aunque no tiene una mecánica desastrosa no es un gran peligro desde fuera a estas alturas.  Esto, unido a que tiene un bote de balón inseguro y poco trabajado, puede hacer que le cueste generar situaciones de ventaja para sus compañeros y para él mismo, y limitar así su rol y sus minutos en sus primeros compases en la liga, como ocurre habitualmente con los bases jóvenes y como vemos aún hoy con un jugador con el que -acertadamente o no, pues su juego es algo diferente- se le compara a menudo: Dante Exum (este además lastrado por las lesiones, claro está).
 
 
9. Dallas Mavericks – Lauri Markkanen
 
Mi idea era que los Mavs draftearan aquí a Ntilikina, como su nuevo Roddy Beaubouis, pero por cómo ha ido el draft hasta ahora tendré que caer en el tópico y seleccionar aquí a Markkanen, el nuevo Dirk Nowitzki. Porque la verdad es que -este sí- se parece a Dirk (de momento en estilo de juego, lo del talento para marcar época es otra historia). 
 
Markkanen es un jugador finlandés hijo de baloncestistas que decidió irse a una universidad americana (y a un programa notable como el de Arizona) con la intención clara de mejorar su stock de cara al draft. Y no le ha ido nada mal, porque ha llegado a estar considerado para el top-5 de este año y finalmente podría quedar entre la séptima (aunque no me gustaría su elección para los Timberwolves) y la duodécima plaza (los Pistons de Stan Van Gundy, que estarían en una nube si por algún motivo cayera hasta ellos).
 
7 pies, origen europeo y pelo rubio al margen, no cabe duda de que por una vez las comparaciones con “Robin Hood” tienen sentido. Markkanen tiene un tiro exterior exquisito, una mecánica perfecta con un punto de lanzamiento alto y un arco magnífico que lo hacen muy difícil de taponar, incluso con un defensor encima. Como Nowitzki, es un jugador un tanto pesado de movimientos, lento, y que por cuerpo podría ser algo más físico, pero en ataque esto lo compensa con una buena capacidad para botar y generarse espacio para el lanzamiento, así como con una buena lectura de los bloqueos y los espacios para liberarse sin balón y recibir en posiciones de tiro. Quizá es en la media distancia y en el juego cerca de canasta sin espacios donde tendremos que ver si también puede recordar a todo un Nowitzki, ya que no ha demostrado tener un gran arsenal de movimientos de espaldas al aro, y aunque su altura y facilidad para sacar el tiro le permiten anotar con facilidad desde 4-5 metros, hasta ahora es un jugador algo más rígido y vertical que un Dirk que hizo del fadeaway a una pierna su movimiento patentado e historia de la liga. Esto puede hacer que inicialmente en la NBA le cueste más disponer de tiros cómodos dentro de la línea de triples, pero por su estilo de juego y habilidad parece claro que acabará dominando esa suspensión hacia atrás con poco espacio más pronto que tarde. 
 
En defensa y en el rebote, de nuevo, tenemos a un jugador parecido al alemán. Al contrario que otros jugadores de esta lista, no es un defensor desinteresado, sino que intenta ser competitivo y mantenerse en las jugadas (no en vano la defensa es la base del juego de Arizona), pero a su poca agilidad de pies parece unirle una velocidad de reacción un tanto pobre, y esto le acaba pasando factura frente a jugadores más rápidos, al igual que sufre contra rivales más duros y que no tienen miedo a usar el cuerpo. Y en cuanto al rebote, una vez más tenemos a un jugador que peca de blando y lento en llegar al balón, que por altura y posición deberá coger 8 rebotes por partido sin problemas, pero que tendrá que trabajar bastante si quiere destacar también en esa faceta.
 
En cuanto a carácter, el finlandés es un jugador serio en la pista, que juega no sin emoción pero sí conteniéndola y centrándose en el partido, y que aunque no sume muchas asistencias por su rol y el estilo de Arizona, no abusa del balón en ataque a costa del juego del equipo, sino que suele elegir sus tiros dentro de lo que dicta cada jugada. De nuevo aspectos en los que puede recordar al rubio de oro de la NBA moderna, independientemente del nivel de éxito que pueda alcanzar en su carrera. 
 
 
10. Sacramento Kings – OG Anunoby (SF)
 
Con el problema del base resuelto en la quinta elección (Fox), los Kings vuelven a disponer de un nuevo pick alto con el que acabar de rematar un quinteto inicial que podría no tener a ningún jugador con más de dos años de experiencia, si es que deciden liarse la manta a la cabeza y optar por ese camino. En este caso les quedaría por cubrir el puesto de alero, con opciones de ayudar como ala-pívot fuerte otorgándoles una alternativa a Willie Caley-Stein y Skal Labissiere. La opción más sólida que encontrarían en este punto del draft sería OG Anunoby, sophomore de Indiana (hasta ahora las 9 elecciones habían sido freshmen y un internacional como Ntilikina) al que los más optimistas asocian con Kawhi Leonard en su época universitaria, dadas las similitudes físicas, su condición de sophomores jóvenes a la par que late-bloomers, su actitud trabajadora y reservada y el perfil de ambos antes de comenzar su etapa profesional.
 
Comparaciones excesivas a un lado, Anunoby parece un proyecto con un camino y un "suelo" bastante claros por delante como especialista defensivo que no pida pan en ataque, ayude en el rebote y pueda meter algún que otro triple desde la esquina. Con apenas 2 metros de altura y con 106 kilos de puro músculo a sus todavía 19 años, Ogugua (OG) Anunoby tiene la agilidad para moverse por todo el perímetro y la fortaleza y envergadura para defender a jugadores más grandes en el interior, convirtiéndole en el jugador mejor preparado en esa faceta de entre los candidatos a la primera ronda de este draft. Ofensivamente, sin embargo, estamos ante un jugador muy limitado que tendría que mejorar mucho año a año para llegar a ser relevante en ataque, ya que sus movimientos a ese lado de la cancha son más torpes, no tiene demasiada destreza a la hora de botar el balón, carece de recursos para anotar si no es con tiempo y espacio para atacar la canasta, y su tiro de tres necesita aún mucho trabajo (casi tanto como sus tiros libres, donde no alcanza el 60%), aunque es al menos pasable en situaciones muy concretas y con poco volumen de lanzamientos.
 
Los Kings son un equipo que normalmente ha buscado algo más de potencial en sus elecciones, y sobre Anunoby pesa además la duda de su recuperación de una lesión de cruzado anterior que le apartó de las pistas en enero y que no le está permitiendo competir con otros proyectos en estas semanas previas al draft, lo que hace que sus previsiones de elección sean una auténtica incógnita, pudiendo moverse fácilmente entre la lotería y el final de la primera ronda. Sin embargo, si los informes médicos que reciban en Sacramento son lo bastante positivos, los Kings harían bien en compensar la falta de veteranía y de mentalidad defensiva de sus jugadores con una pieza que pueda dar solidez al equipo en los próximos años. Puede que no encuentren en él a un nuevo Kawhi Leonard capaz de asombrar con su gran mejoría en todas y cada una de las facetas del juego, o que no les ofrezca en ataque tanto como genera Draymond Green para los Warriors, pero en una liga donde los Porter, Harkless, Aminu, Crowder, Williams (Marvin), Tucker y compañía se han convertido en jugadores tan importantes para sus equipos, Anunoby tendrá un lugar seguro a poco que las lesiones le respeten. 
 

Este tema ha sido editado por Sugarless: 01 June 2017 - 18:16

  • 2

#3 vivelbierzo

vivelbierzo

    Gasólico perdío!

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10620 Mensajes:

Escrito 17 May 2017 - 19:57

photo-thumb-72.jpg

 

:respect:


  • 0
"Only when the last tree has died
and the last river has been poisoned
and the last fish has been caught
will people realize that they cannot eat money."

#4 vivelbierzo

vivelbierzo

    Gasólico perdío!

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10620 Mensajes:

Escrito 17 May 2017 - 20:07

1. Boston Celtics – Markelle Fultz (PG)

 
[...] Y es que la memoria de cara al draft es caprichosa, de él ha quedado su facilidad para moverse por la cancha con el balón y su talento innato para anotar, y no el fracaso de Washington durante la temporada regular en una conferencia importante pero no la más dura del país (sí tuvo a 3 equipos muy potentes en Oregon, UCLA y Arizona), mientras que de sus rivales quedan los recuerdos más recientes en la lucha por el campeonato nacional, en partidos con mucha más presión y exigencia, de modo que no se valora tanto el hecho de que disputaran ese torneo como el sabor que quedara de ellos al final.
 
Así, las dudas acumuladas entorno a Lonzo Ball en su despedida en el mes de marzo (pobre actuación en el partido eliminatorio contra Kentucky frente a otro base prominente como Fox, declaraciones bocazas de su padre antes y después de los partidos), y en menor medida alrededor de Josh Jackson (también con una salida del torneo mucho menos que brillante y preocupaciones extradeportivas), ambos en partidos que incidieron en las principales cuestiones sobre sus respectivos juegos, han permitido que Fultz amplíe sus diferencias como principal candidato a la primera elección de forma prácticamente definitiva. 

 

Cosas que he leído y que me gustaría refrendar contigo: "El nivel de los compañeros de Fultz era infinitamente inferior al suyo" y, por consiguiente, el tío se dedicaba a jugárselas todas. ¿Cierto? ¿Excusa barata?


Este tema ha sido editado por vivelbierzo: 17 May 2017 - 20:07

  • 0
"Only when the last tree has died
and the last river has been poisoned
and the last fish has been caught
will people realize that they cannot eat money."

#5 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 17 May 2017 - 22:31

Sí que en conjunto la plantilla ha sido muy inferior a él, por talento no ha tenido ningún compañero que estuviera a su nivel, y sobre todo el equipo era poco profundo y sin referencias dentro (por fuera tenían a un buen tirador en Thybulle, y por dentro si acaso a Noah Dickerson, el típico alero fuertote y pesado que a este nivel juega mucho de 4/5). Pero para mí eso no justifica que cada vez que te gustes después de un dribbling o te frustres con el resultado te juegues mandarinas cuando hay compañeros en mejores situaciones, que esto es baloncesto de equipo y no un uno contra uno ni un tres contra tres en el parque. Lo mismo o más va para la defensa, que lo de los tapones por detrás queda muy espectacular pero los pases de torero y el defender con la mirada son los que cuestan partidos. Y qué leches, que esto es la NCAA, hay 350 equipos en la Division I y la gran mayoría de ellos están plagados de jugadores tan malos o peores que los de los Huskies, pero muchos juegan en conjunto y acaban consiguiendo buenos resultados (Washington terminó con 9-22, en el puesto 306 del país, y aunque Fultz no jugó los últimos partidos por problemas en la rodilla, lo cierto es que la temporada la tiraron mucho antes, en cuanto empezaron a ver que se les complicaban las opciones).

 

PD: Luego podemos entrar también en lo que decía de Lorenzo Romar. Un tío que han sido un gran reclutador y ha tenido a Fultz, a Brandon Roy, a Isaiah Thomas y a un puñado de buenos jugadores NBA como Nate Robinson, Spencer Hawes, Marquese Chriss, Dejounte Murray, Terrence Ross (*)... pero que lo más que ha alcanzado en 15 años ha sido la Sweet 16. Lógicamente algo tiene también que ver el entrenador cuando la estrella va a su bola y los resultados no acompañan. Y tanto es así que esta ha sido su última temporada al frente del equipo.

 

* Por cierto que tenían también atado al que a día de hoy es el rival de Doncic por el nº 1 del próximo draft, Michael Porter Jr., pero cuando despidieron a Romar (y a su padre, que era asistente) el chaval les dijo que siendo así mejor le liberaran del compromiso. A él y a su hermano, que es otro gran proyecto y también se había comprometido para el año siguiente. Al final se queda en casa, en Missouri... donde a su padre también le han ofrecido la posición de asistente, claro está.


Este tema ha sido editado por Sugarless: 17 May 2017 - 22:35

  • 0

#6 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 01 June 2017 - 18:19

Actualizado el segundo mensaje del hilo con los picks 6 a 10. Según se acerque el draft haremos una entrada breve con otros nombres destacados para la primera y segunda ronda.


  • 1

#7 vivelbierzo

vivelbierzo

    Gasólico perdío!

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10620 Mensajes:

Escrito 18 June 2017 - 07:54

Tanta vaina con este draft, pero ¿alguien quiere a alguien?

- Boston ha traspasado el n°1 Fultz a Philadelphia por el n°3 Josh Jackson más 1R de Lakers'18 (2-5) o la 1R de Sacramento'19.
- Lakers se rumorea que no están tan enamorados de Ball como todos presuponíamos. A Magic le pone Fultz e iba a buscar traspaso por él (Randle + n°2), pero Colangelo se les adelantó. Hablan de que «les encanta Josh Jackson», por lo que mira a ver si Ainge se acaba quedando si el jugador que más le gusta de la forma más tonta...
  • 0
"Only when the last tree has died
and the last river has been poisoned
and the last fish has been caught
will people realize that they cannot eat money."

#8 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 18 June 2017 - 12:53

¿alguien quiere a alguien?


 
Como cada año por estas fechas hay mucha pantalla de humo, pero en este se han multiplicado y las vemos ya desde el primer pick a consecuencia de tres factores fundamentales:
 
1. El abanico de jugadores con potencial alto en este draft es más amplio de lo habitual. Eso favorece el que puedas jugar al gato y al ratón sin dejar claro cuál es tu objetivo principal.
 
2. Sobre todo en las tres primeras elecciones, y atendiendo al valor estimado de los jugadores (Fultz > Ball > Jackson / Tatum > Smith / Isaac / Fox...) no hay una elección que no deje lugar a dudas en cuanto al sentido que tendría para sus plantillas. En todos los casos tienen que elegir entre diferentes caminos, sacrificando valor o seleccionando jugadores que podían crear redundancias en sus equipos. Ese era el caso hasta que se acordó el traspaso ayer en Celtics y Sixers. Los Celtics ya tienen el backcourt congestionado y Fultz engordaba la lista. Ball tres cuartos de lo mismo para los Lakers con Clarkson y sobre todo Russell, empeorado por el hecho de que no les ha dejado totalmente impresionados en sus dos entrenamientos con ellos, sobre todo por el aspecto físico. Y Philly no conseguía un jugador de backcourt ni con Jackson ni con Tatum, ni tampoco un gran tirador a día de hoy. Jackson puede hacer más de escolta y eso les iba bien, pero no es un gran anotador, y menos desde fuera. Tatum sí es más anotador, pero es otra pieza para un frontcourt ya muy poblado y no es un killer desde el triple aún. 
 
3. Al margen de las dudas para encajar a esos jugadores, los dos primeros equipos en seleccionar (ahora segundo y tercero) se encuentran también en un momento clave para intentar dar un salto de calidad a través de traspasos por jugadores consolidados. Boston sigue buscando al menos un All-Star para sus alas (Butler / George), y los Lakers tienen las mismas aspiraciones (George). Ahí lógicamente entran en juego esos dos picks tan altos que pueden aportar mucho valor a un traspaso con otros dos equipos -Indiana y Chicago- que están en tierra de nadie y de esta manera dispondrían de una buena oportunidad para comenzar a reconstruirse. 
 
Con el traspaso hay un equipo que soluciona sus dudas, uno que se queda igual, y otro que ha despejado una incógnita pero al que se le abren nuevas vías de discusión:
 
- Philadelphia ya tiene a un líder para su backcourt que además les aportará anotación y la capacidad para abrir un poco más la pista. 
 
- Los Lakers seguirán teniendo que decidir si el potencial de Ball compensa asumir determinados riesgos y el verse con esos dos bases jóvenes, a la par que estudian opciones de traspaso (hasta ahora se ha hablado muy poco de Lakers y Pacers, veremos si en estos días se empieza a escuchar algún rumor, aunque hay una dificultad importante al no ser un equipo ganador, que es lo que buscaría George para renovar). 
 
- Los Celtics ya no tienen que preocuparse de Fultz, pero no sabemos si con esto se han abierto o cerrado puertas a un posible traspaso con Chicago o Indiana, y si finalmente eligen a un jugador para sí mismos ahora tendrán que tomar una nueva decisión: ¿Jackson? ¿Tatum? ¿Isaac quizá? Jackson es el que más les gustaba, pero no ha entrenado aún con ellos (canceló su cita de hace unos días) y hasta ahora no está enamorando a nadie por sus problemas en el tiro. Y ya tienen a Jaylen Brown con un perfil similar. Tatum les daría una pieza diferente como alero anotador, y por ahí tendría sentido, además de que en los workouts parece que le está yendo bien. El problema es que, consigan o no un trapaso con Butler/George, los Celtics van a ir igualmente a por Gordon Hayward este verano, y eso cerraría el paso a Tatum en la plantilla a corto plazo. Isaac sería una alternativa interesante y de la que no se ha hablado todavía, pero que podríamos llegar a escuchar de aquí al jueves, porque les da un jugador muy distinto, no tan preparado ahora mismo pero muy fácil de encajar en su plantilla si se desarrolla adecuadamente. 
 
Y a todo esto, entre otras muchas cosas se ha hablado estas semanas de que los Kings podían estar dispuestos a traspasar sus elecciones 5 y 10 por la 3 (esperando que cayera Ball o quizá asegurarse a Tatum). Yo no le acabo de ver el sentido para Sacramento porque no creo que los Lakers dejen pasar a Ball, pero si se diera algo así seguiríamos ampliando los escenarios para los Celtics hasta el infinito.
 
Respecto al traspaso en sí, tiene sentido para ambos pero a la vez no deja de ser una apuesta con ciertos riesgos para cada equipo. A día de hoy es imposible determinar si un equipo saldrá mejor parado que el otro, si ambos quedarán satisfechos, o tanto uno como el otro pensarán que les podría haber ido mejor de otra manera. 
 
Philadelphia se ha asegurado al jugador con más armas para triunfar de este draft, y además en un puesto clave, por lo que de entrada para ellos el traspaso tiene un punto extra de motivación. No obstante hay dos cuestiones que el tiempo tendrá que resolver:
 
1. Cómo encaja Fultz con Ben Simmons. Evidentemente la idea (tontuna desde el principio) de poner a Simmons de base se viene abajo con este traspaso, por mucho que Fultz puntualmente pueda jugar sin el balón. Si has apostado de esta manera por él es para darle el timón del equipo. Y Simmons sin balón es muy poquita cosa, salvo que en este año sin jugar haya trabajado mucho en sus movimientos y en el tiro (recordemos, hasta ahora ha sido un jugador no sólo poco efectivo, sino directamente reacio a tirar). Defensivamente también habrá incógnitas de inicio tanto con el uno como con el otro. Y Embiid da muchísimo en defensa pero no puede hacerlo todo él.
 
2. Si Fultz no acaba siendo una gran estrella, pueden haber dejado pasar una buena oportunidad con el pick de los Lakers el próximo año o el de los Kings en 2019, a cambio de subir dos puestos en un draft profundo. Yo creo que Fultz les va a ir bien, que como poco va a ser un muy buen base anotador y que encajará bien con Embiid y Saric, y además ahonda en el mensaje de que quieren construir una plantilla para crecer rápidamente, sin eternizar la reconstrucción. No hay duda de que el traspaso tiene sentido, pero a la vez tiene su riesgo al haber dejado ir un pick con muchas opciones de ser importante.
 
En cuanto a los Celtics, lógicamente también les afectará el valor final que pueda tener esa segunda elección que han recibido, y mucho. Sólo se quedarán con el pick de los Lakers el año que viene si está entre los puestos 2 y 5, que es hilar bastante fino. Y en el caso de no recibirlo, se quedarán el de los Kings en 2019, y en dos años pueden pasar muchas cosas. Ni siquiera hace falta que Sacramento sea un equipo de playoffs para que acabe siendo un retorno relativamente bajo, máxime cuando los Celtics tampoco parecen tener una elección clarísima este año.
 
En definitiva, un riesgo considerable para Boston a priori, no tanto porque renuncien a Fultz, sino porque no hayan conseguido algo más tangible con un pick así, en un año como este. A falta de más movimientos y de ver cómo sale cada jugador de este draft, ahora mismo la mejor opción para que queden plenamente satisfechos es que el año que viene tengan suerte con el pick de LAL, y que junten dos elecciones en el top-5 (la de los Lakers y la de los Nets, que casi está garantizada en ese rango). No hay duda de que Ainge sigue siendo el rey de acumular elecciones, pero no se le podrá valorar completamente hasta saber si es capaz de materializarlas en un traspaso que les haga dar el salto para ser candidatos a todo.

 

 


  • 2

#9 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 18 June 2017 - 20:34

Decíamos ayer hoy...
 

- Los Lakers seguirán teniendo que decidir si el potencial de Ball compensa asumir determinados riesgos y el verse con esos dos bases jóvenes, a la par que estudian opciones de traspaso (hasta ahora se ha hablado muy poco de Lakers y Pacers, veremos si en estos días se empieza a escuchar algún rumor, aunque hay una dificultad importante al no ser un equipo ganador, que es lo que buscaría George para renovar).


Y, sorpresa, perdida la opción Fultz para los Lakers, Wojnarowksi acaba de decir que Paul George ha informado de que no va a renovar el verano que viene, y que su destino preferido es LAL. Se pueden poner divertidos estos próximos días.


  • 0

#10 vivelbierzo

vivelbierzo

    Gasólico perdío!

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10620 Mensajes:

Escrito 18 June 2017 - 20:39

Espero que no se haga nada y, si eso, le fichen el año que viene.
  • 0
"Only when the last tree has died
and the last river has been poisoned
and the last fish has been caught
will people realize that they cannot eat money."

#11 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 18 June 2017 - 21:05

Magic en twitter hace unos minutos: God is so good!

 

Vive, yo si fuera de los Lakers esperaría que Magic y Pelinka hayan aprendido la lección de los últimos años. Nada de esperar al año que viene. Si tienes la oportunidad de conseguir a una gran estrella, lo haces ahora, no dejas que pase una temporada donde pueden ocurrir muchísimas cosas y terminar con cara de tonto si resulta que acaba renovando con los Pacers, que Indiana decide traspasarle a otro equipo dispuesto a correr el riesgo (Boston, Cleveland, Clippers a 3 bandas...), o que llegada la hora de la verdad él prefiere firmar con un equipo que sea ya más competitivo (que por cierto, los Lakers aún tendrían que limpiar salarios el verano que viene para poder ofrecerle el máximo sin los bird rights que conseguirían con el traspaso).


Este tema ha sido editado por Sugarless: 18 June 2017 - 21:06

  • 0

#12 vivelbierzo

vivelbierzo

    Gasólico perdío!

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10620 Mensajes:

Escrito 18 June 2017 - 22:41

Ramona Shelburne ha dicho que «sus fuentes dicen que no traspasarán jugadores jóvenes». Y Paul George ha dicho que «no renovará y que espera firmar con Lakers en 2018» (no ahora), por lo que el papelón lo tiene Pritchard ya que las ofertas que recibirá por él serán irrisorias.

No sé. Ya he dicho que me gusta la idea del crecimiento orgánico, y que los grandes jugadores se vayan sumando una vez el equipo se vaya consolidando. Si lo traen sin tirar la casa por la ventana, bienvenido sea; pero marcarnos un Knicks* cuando parece tan claro que vendrá el año que viene... no lo veo.

* Cuando vendieron a Denver el Madison Square Garden por 4 meses de Carmelo.

Este tema ha sido editado por vivelbierzo: 18 June 2017 - 22:42

  • 0
"Only when the last tree has died
and the last river has been poisoned
and the last fish has been caught
will people realize that they cannot eat money."

#13 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 18 June 2017 - 23:00

No es lo mismo un traspaso en junio que a mediados de febrero. Sobre la trade deadline, si el jugador está dispuesto a marcharse sí o sí y tiene el destino más que decidido, es más fácil esperarle, o como mínimo jugar duro y no ofrecer más que lo justo y necesario para no dejar cabos sueltos. Pero queda un año hasta la próxima agencia libre, y por mucho que ahora diga que él quiere jugar en los Lakers, si el año que viene vuelven a ser un equipo de 20 a 25 victorias (que entra dentro de lo posible), será muy complicado pensar en irse a ganar menos pasta a una franquicia que puede no tener proyecto, ni espacio salarial para incorporar a más jugadores, ni tan siquiera un pick que pueda ilusionar ese año. 

 

Para mí el camino estaría claro: ofrecerle un jugador joven a Indiana (Russell, que además no es la mejor mezcla con Ball ni mucho menos), un pick futuro con una protección razonable, y uno de los dos contratos de otro modo inamovibles que tienen en platilla: Deng o Mozgov, el que menos disguste a los Pacers (Deng, imagino). Indy saca dos piezas de provecho y los Lakers no sólo se aseguran el quedarse a George sino que están en mejor disposición de competir desde ya y además consiguen margen para añadir agentes libres con los que reforzar la plantilla este verano y en el futuro (de hecho con los movimientos adecuados podrían optar a traer una nueva estrella en 2018).


  • 0

#14 vivelbierzo

vivelbierzo

    Gasólico perdío!

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10620 Mensajes:

Escrito 19 June 2017 - 10:33

Para mí el camino estaría claro: ofrecerle un jugador joven a Indiana (Russell, que además no es la mejor mezcla con Ball ni mucho menos), un pick futuro con una protección razonable, y uno de los dos contratos de otro modo inamovibles que tienen en platilla: Deng o Mozgov, el que menos disguste a los Pacers (Deng, imagino). Indy saca dos piezas de provecho y los Lakers no sólo se aseguran el quedarse a George sino que están en mejor disposición de competir desde ya y además consiguen margen para añadir agentes libres con los que reforzar la plantilla este verano y en el futuro (de hecho con los movimientos adecuados podrían optar a traer una nueva estrella en 2018).

 

Teniendo razón --que tienes--, yo soy partidario de ser ultrapaciente y estirar hasta tensar todas tus opciones. ¿Por qué? Porque más allá de que siempre está la opción de seguir adelante a ver si sacamos un quinteto competitivo de los mimbres que tenemos --como se vio al inicio del año pasado hasta que las lesiones nos masacraron--, usar esa oferta por otra estrella --¿Jimmy Butler?-- y conseguir vía FA a Paul George el año que viene está ahí. Y es, como mínimo, tentadora, porque entonces conjugas las dos cosas: desarrollar a los tuyos a la vez que consigues jugadores consagrados en los 27, a puntito de su máximo esplendor.

 

¿Riesgosa? Puede que sí, pero antes tienes que conseguir que haya alguien dispuesto a traspasar por algo que vas a tener durante un año. ¿Cavaliers? Puede ser, no te lo niego, e incluso que renueve en Cleveland e hipoteque los próximos años en Ohio, pero es que para eso Cleveland tiene que jugar a doble-o-nada: soltar a un Kevin Love con contrato antiguo --lo que para Indiana sería un exitazo, vista lo situación en la que está-- por un año de George confiando en que "su buen hacer le convenza". Hay que echarle arrestos, oye; y no tengo tan claro que a un Cleveland que no ha cerrado la continuidad de Griffin le apetezca echarlos...


Este tema ha sido editado por vivelbierzo: 19 June 2017 - 10:35

  • 0
"Only when the last tree has died
and the last river has been poisoned
and the last fish has been caught
will people realize that they cannot eat money."

#15 vivelbierzo

vivelbierzo

    Gasólico perdío!

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10620 Mensajes:

Escrito 19 June 2017 - 21:20

Se rumorea que Boston quiere conseguir a Jimmy Butler por el nº 3 que han recibido desde Philadelphia, a la vez que consiguen a Gordon Hayward vía FA y mantienen su core de Isaiah Thomas, Al Horford y Marcus Smart --amén de su ristra de picks--. Si no lo consiguen, dicen que "están cómodos usando su elección" ya que:

 

"We think there’s a really good chance the player we’ll take at 3 is the player we would have taken at 1" Ainge told the media.

 
Mira, no sé si será más listo que nadie, pero como a Lakers le dé por elegir a Josh Jackson en el nº 2, la jartá que me puede dar puede ser digna de concurso. Revienta a Boston --que se encuentra con Ball en el nº 3 y teóricamente es "el-mejor-jugador-disponible"-- pero que como le dé por escoger al otro que suena --Tatum-- resulta que deja a Ball en el nº 4 para Suns... que tienen a Bledsoe, por lo que puede dejar a Sacramento con Ball disponible en el nº 5 y Ranadive tocándose...
 
Quedan 3 días. Veremos qué pasa...


Este tema ha sido editado por vivelbierzo: 19 June 2017 - 21:33

  • 0
"Only when the last tree has died
and the last river has been poisoned
and the last fish has been caught
will people realize that they cannot eat money."

#16 Sugarless

Sugarless

    Seul et original

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 24279 Mensajes:

Escrito 19 June 2017 - 21:38

Ball no pasaría de los Suns a priori, ya que por lo que se sabe estarían encantados de formar backcourt de jugones con Booker y él. Perderían ventaja a la hora de traspasar a Bledsoe, pero tampoco es algo que les pille de nuevas, ya lo han intentado al menos un par de veces en los últimos tiempos.

 

Caso diferente sería con Fox o Smith, ya que antes de ellos parece claro que optarían por Jackson o Tatum (y se habla incluso de Isaac, que al parecer ha rechazado entrenar para cualquier equipo por debajo del pick 4, no se sabe si porque hay promesa de Phoenix o por otro motivo como aumentar su stock).

 

Por otro lado, los Kings siguen interesados en el pick 3 para pillar a Jackson o a Ball, así que si los Celtics no quieren a Lonzo, lo tienen fácil para encontrar una salida.


  • 0

#17 vivelbierzo

vivelbierzo

    Gasólico perdío!

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10620 Mensajes:

Escrito 19 June 2017 - 22:23

Cavaliers como locos buscando un tercer equipo para conseguir a Jimmy Butler.

Tiene pinta de que vamos a estar entretenidos estos días...
  • 0
"Only when the last tree has died
and the last river has been poisoned
and the last fish has been caught
will people realize that they cannot eat money."

#18 répLica

répLica

    clon

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 5399 Mensajes:

Escrito 20 June 2017 - 11:24

Qué pereza me da lo de los súper-equipos... Ojalá que Butler no vaya a Cavs ni Celtics si no a Minessota, y ojalá que Hayward renueve con Utah y ese equipo siga creciendo. Una de las mejores cosas de siempre de la NBA era que casi todos los equipos tenían a una estrella o súper-estrella... ojalá que dejemos de ver esta acumulación de talento y volvamos a ver equipos con una o máximo dos estrellas...


  • 1
I've seen things you people wouldn't believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near the Tannhauser gate. All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die.

#19 quescos

quescos

    Capullos everywhere...

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPip
  • 2326 Mensajes:

Escrito 20 June 2017 - 11:48

Ya podría volver la NBA a vetar algún traspaso de esos a los super-equipos como se hizo antaño.


  • 0

#20 PuBev

PuBev

    De Perita

  • Avanzados
  • PipPipPipPipPipPipPipPipPipPip
  • 10443 Mensajes:

Escrito 20 June 2017 - 21:16

Ya podría volver la NBA a vetar algún traspaso de esos a los super-equipos como se hizo antaño.


Creo recordar que eso lo hizo porque en aquel momento uno de los equipos en cuestión era propiedad de la NBA. Y no me preguntes más que me suena muy raro. Pero me suena.
  • 0